Kemppi adquiere el grupo italiano Trafimet, para fortalecer su posición en el post-venta de la soldadura